viernes, marzo 02, 2007

8ª Epístola

Casi 400 presos...

400 personas. 400 motivos. 400 razones más o menos equivocadas. 400 internos con muchos por detrás.

Te entristece pensar en todas esas personas que por unos u otros motivos han errado en sus vidas. Personas con sus sueños, con sus ilusiones, con una historia que contar. Algunos arrepentidos. Algunos indignados. Algunos indiferentes.

Sientes la amargura, cuando piensas también en aquellas otras personas que les esperan. Que les ofrecen su apoyo. Que anhelan volver a verlos entrar por la puerta. ¿Cuantos pueden ser? ¿Cuántas vidas interrumpidas por el error, por la insensatez de uno? Piensas en las innumerables lágrimas derramadas por todos ellos, velando por los suyos. Lágrimas para muchos indiferentes.

No obstante, cuando realmente se encoge tu corazón, es cuando descubres las causas que han llevado a los que están aquí en esta situación. Cuando descubres que el problema no es esa persona, ni esa causa. La desesperanza te aborda, cuando te das cuenta de que el verdadero problema tiene muchas caras, muchas voces, y unas raíces demasiado profundas.

Hablas con ellos, te explican sus argumentos, y te preguntas por qué no vieron otro camino, por qué no vieron otra opción, si realmente la tenían, si realmente pudieron elegir. Y es que, en la mayoría de casos, las decisiones que tomamos, nuestras acciones, nuestras elecciones, nuestra manera de ser, no son sino frutos de nuestro entorno, de nuestra educación, y estas cosas sí que no las podemos elegir.

¿Y qué hay de aquellos que defienden su inocencia? Porque, si bien es cierto que todos están aquí por los errores cometidos, algunas veces esos errores son ajenos. En estos casos prefieres pensar que realmente también tienen parte de culpa. Que quizá hubiesen podido hacer algo para evitarlo. Porque te niegas a pensar, que alguien ha terminado aquí totalmente exento de culpa. Sería demasiado injusto.

Sea como sea, errores al fin y al cabo, cometidos de una u otra manera. Y, aunque dichos errores se escapen de nuestra voluntad, situaciones como esta son las que nos hacen ser conscientes de su existencia.

Es, precisamente ese, el paso más importante para acabar con ellos de una vez por todas. Solo queda hacer todo lo posible para que no se repitan nunca más.

11 Comments:

Anonymous teresa said...

Me ha gustado mucho esta entrada. Es verdad que todos somos fruto de muchos condicionantes. Pero todos, en algún momento de nuestra vida, debemos dejar de arrastrar nuestro "destino" y hacernos dueños de nuestra propia vida.
También es cierto que hay muchos familiares, novias, novios, amigos, que cumplen condena a la vez que los presos. Pero no es algo que deba atormentar aún más al preso, desde mi punto de vista. Las cosas son como son, y es bien cierto que de todo se aprende. Absolutamente de todo, y nos hacemos más fuertes y más sabios. Seguro que hasta más guapos. Yo no lamento haber sido novia de un chico al que muy a menudo tuve que ver en vis a vis.
Besos y ánimo

5:41 p. m.  
Anonymous marisa said...

Hablas mucho de errores... Errores que coemtemos todos en la vida, unos con más consecuencias que otros....

Los errores deben servirnos para aprender de ellos pero no para recrearnos en ellos. No sirve de nada pensar: podría haber hecho esto pero no lo hice...

Lo importante es mirar hacia el futuro con la esperanza de no volver a cometerlos y, sobre todo, pensar cada dia como dice la canción de Serrat que:

"HOY PUEDE SER UN GRAN DÍA, PLANTEATELO ASÍ,
APROVECHARLO O QUE PASE DE LARGO DEPENDE EN PARTE DE TÍ..."

11:34 p. m.  
Blogger anna said...

Realmente el poder elegir es básico.

Y tienes razón, el entorno favorece o no el poder elegir.

DE todas maneras es imprescindible ser consciente de las dificultades, de los errores... el saber que el entorno a veces dificulta. Sólo así, siendo conscientes, podemos afrontar el entorno para poder elegir qué hacer con nuestra vida.

Estoy convencida que a partir de ahora podrás elegir mejor...

Sobre el tema de la culpabilidad o inocencia, no te preocupes, siempre he pensado que todos somos un poco culpables de que haya entornos desfavorables.... tu con tu blog también nos haces conscientes de los errores de la sociedad, de nuestros errores.
Con tus reflexiones nos ayudas a poner remedio a nuestro entorno... nos ayudas a pensar en una sociedad más justa.

Gracias!

9:22 p. m.  
Anonymous Maribel said...

Si quizá la culpabilidad de cada hecho nos llegue a todos, el y si siempre quedará en nuestro interior a cada cosa que pase, pero somos consecuencia de nuestros actos y a ello debemos atenernos, es como advertir a alguien(un hijo, un amigo, cualquiera) que no haga algo ante lo que pueda pasar, siempre él querrá saberlo por si mismo, tan sólo de la experiencia se aprende. Jose no te sientas culpable más que de tu inocencia, todos deberíamos sentirnos culpables de ella, ya que es la que nos presta a errar, quien ignora es el que comete el error. El y si es un irrefutable remordimiento humano, "y si no hubiese estado ahí" "y si hubiese preferido estar en otro lugar" "y si no hubiese confiado" "y si no me hubiese dejado arrastrar", son pocos de todo lo que nos planteamos, vamos puedo hablar en general, pero a mi me han llegado. El estar en un sitio o en otro no es más que azar o destino como prefirais pensarlo, y si bien el destino cerró la puerta "dios" o algo abrirá una ventana a la esperanza.
Un beso, espero que sigas igual de lúcido. La próxima "Contra el Viento", no?

11:19 p. m.  
Anonymous maria said...

Hay personas que sufren y que en el mejor de los casos tienen detrás otras cuantas que sufren por ellos también. Demasiado sufrimiento que quizás en algunos casos podía haberse evitado.
Desgraciadamente en la vida a veces aprendemos con dolor y ese dolor nos deja cicatrices que son como el álbum de fotos de nuestra vida: nos recuerdan los episodios pasados.
Aun con tanto dolor he visto que en cada una de tus epístolas siempre hay algún aspecto positivo: cultivalo!

1:51 p. m.  
Blogger yesenia (bdn) said...

Errores?
segun a q errores te refieras.
hablas de 400 errores con 400 presos.yo te digo q en la calle la gente comete mas "errores" q por lo q estan pagando.
en la calle se cometen unos 1000 "errores" diarios y pagan 10 personas q al iwual no tienen nada q ver.
Eso depende de nuestra justicia q tenemos en este pais.

12:28 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Hola, soy un tío que te lee desde Panamá. He dado con tu blog por un artículo de la periodista Mercè Molist http://ww2.grn.es/merce/2007/prision.html

Tu Blog me ha encantado y también el título que le has puesto. Creo que esas memorias ya no son cautivas, creo que son tan libres como el viento, como el aire que respiramos, tú allá y yo acá. Sigue dándole alas y yo seré un cautivo de tus memorias.

Venga, un abrazo.

2:21 a. m.  
Blogger Tere Marin said...

El error (Poema)

Letra de Julio Sosa
Del Libro "Dos Horas Antes del Alba"

El erotico error de mis padres,
me dio luz, yo me llamo fracaso,
es mentira que tengo otro nombre,
por más que lo diga, lo grite o lo ladre,
el severo y absurdo papel de un juzgado...
Fui el orgasmo fatal de un momento,
fui un instinto morboso y malsano,
que pase de mi padre a mi madre,
por un tubo convulso y enfermo,
una noche, hace ya treinta años...
Pude estar encerrado en el vidrio,
de la feria brutal de algun sabio,
por error he nacido y existo,
sin poder ayudar a la ciencia,
conservado en el fondo de un frasco...
Pude ser una obra suprema,
de monstruosa feldad, una bestia,
pero tengo un defecto que impide,
consumar tan macabra belleza...
Y es que en mi, tan deforme y enfermo,
puso dios con crueldad manifiesta,
la espantosa salud de un cerebro...

Un afectuoso abrazo desde Argentina..........Tere Marin

12:44 a. m.  
Blogger Yo said...

concuerodo con vos en algo ¿qué tan libres somos de elegir nuestro camino? La verdad no es mucho. si todo nos condiciona, somos fruto de lo que nos rodea, de esas relaciones de poder, de saber, de dominio... creo que sabes de lo que hablo. Somos el aborto de algo malogrado, que hemos permitido.

Ojalá podas salir muy pronto de allá, lo deseo de todo corazón. Y espero podas superar esta etapa con madurez, reflexión, hacer algo, intentar cambiar un poco esto. Creo que ya que has vivido esto, conoces mejor lo que muchas veces solo se queda en los muros.

Salud!

5:38 a. m.  
Anonymous bea said...

hola soy una chica que he visto tu blog, lo he leído y me ha gustado mucho, lo siento de veras que tengas que estar ahí animo

9:45 a. m.  
Blogger carceles said...

de los errores se aprende....desde aargentina lo mejor!!!

7:04 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home